domingo, 30 de septiembre de 2012

LA CONQUISTA Y LOS NUEVOS CONQUISTADORES









                                                         DE COLÓN A CHÁVEZ


A PROPÓSITO DE LA CONQUISTA Y LOS NUEVOS CONQUISTADORES.-

"... La mayor de las esclavitudes es
no saber de dónde vienes o a dónde
vas, pero la peor de todas, es: no saber
quién eres." R.N.J.

Me olvido del juicio a Colón para decir que, en nuestra actual situación socio política, atacar a alguien y hacerlo culpable era necesario. La Robolución necesita mártires y ejecutores del martirio. Por ello, lo hacen para separarse y crear sus  ideales. De cierto, al líder lo mueve el resentimiento, el oportunismo y, como dije ayer en otro escrito, muchos ismos. El más fuerte el narcisismo que lo deja desnudo en su ignorancia y en su afán de acumular riqueza y PODER. Cuando se habla de tierra arrasada es por seguir una consigna echada a correr por los izquierdistas de los 60s. Ellos quería arrasar para construir lo propio y en este sentido necesitan acabar, transformar, cambiar todos los símbolos  y emblemas que existen y  que otrora, nos pertenecían a todos. Ejemplo, la bandera, el nombre del país el escudo, las plazas, en fin,  las formas  que teníamos para asumir a la Patria. Hoy, lo que era de todos, contradictoriamente,  sólo identifica a un grupo puro, los rojos, los seguidores del nuevo Emperador. Ellos con su jefe al frente se han convertido en una nueva  clase -especie de colonizadores- que enarbolan la verdad del país, donde  también hemos nacido otros. Es decir, que también nos expropiaron la identidad y nos intenta re-colonizar.
Estos nuevos colonizadores ya no vienen en calaveras  ni a caballo, aunque tienen gran parecido a los cuatreros, en su caso, a los  cuatreros urbanos.  Ese es el guión de este desastre  que llaman Revolución  donde campea impunemente la regaladera de dinero y las expropiaciones  sin la debida retribución. Que como  bien lo señaló valientemente, la Diputada María Corina Machado, más que una expropiación, lo que hace el gobierno es un acto de sustracción donde al no existir la debida compensación monetaria al propietario, se convierte en un simple robo.
 Ahora, si nos queremos meter realmente a investigar lo referente a Colón, el descubrimiento, la conquista y  todo lo que sigue, hay que ponerse serios. De eso, se puede hablar, sin embargo, hay  tanto que analizar en el aquí y el ahora, que no le veo mucha razón de ser a esa  idea de desempolvar muertos. Los problemas del momento son reales, actuales y nos corresponde buscar soluciones en el ahora.
La historia es para tener una referencia; es información de allá y entonces, nosotros nos enfrentamos en este momento, con problemas cruciales de supervivencia como para ponernos a deshojar margaritas- que si fuiste tú o fueron ellos- la situación venezolana, que puede ser de origen ancestral, reclama soluciones actuales y  gran premura.
Por ello, ese cuento del encuentro no llegará muy lejos y será otra locura más de estos mestizos resentidos qué no saben quiénes son y quieren meter a todo el mundo en el mismo bote del desarraigo para que naufraguemos juntos. . Somos lo que somos y somos todos los días más parecidos y más distintos que ayer.

Algunas preguntas de Perogrullo.-

¿Para qué nos ha servido, en forma práctica, que nos cambiaran el nombre del país, el escudo, la bandera?
¿Qué beneficios reales, hemos recibido laos venezolanas de la Renta petrolera?
¿Qué utilidad recibimos por darle casa a Cuba, Bolivia, África, Nicaragua y otros países?
¿De qué te sirve a ti y a tú familia qué ahora, el antiguo proceso llamado Conquista se lo hayan bautizado como Encuentro?
Las otras peguntas las pones tú.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario